Estudio digital: 68% de los chilenos rechazan manifestaciones violentas

Respecto al contexto de manifestaciones de violencia que se han dado recientemente y que se anticipa podrían aumentar por el 18-O y el Plebiscito; un 68% de la ciudadanía rechaza cualquier tipo de violencia y un 32% la aprueba; de acuerdo con un estudio realizado por INC Consultores que analizó 8.000 conversaciones sociales entre el 10 y 13 de octubre. 

Entre quienes rechazan estos hechos delictuales, destaca como principal argumento que no hay un trasfondo racional de por qué la gente se manifiesta de esta forma, incluso convirtiéndose la violencia en rutina; y que no hay ninguna justificación para manifestarse de esta manera en un ambiente de democracia.

 “Los datos en general reflejan que la ciudadanía ha ido deslegitimando la violencia como un método válido para que sus demandas sean escuchadas. Ahora es tiempo de que las instituciones funcionen y cumplan los acuerdos establecidos post estallido social y a través del proceso constituyente; valorando la democracia y la libertad de expresión que ésta entrega. En octubre de 2019 la aprobación a este tipo de protestas llegaba al 70%, ahora vemos que baja cerca de 38 puntos; resultado de una sociedad que quiere salir adelante, reactivarse económicamente y terminar la pandemia de la mejor manera. Cansados de aquellos grupos que lejos de representarlos desde el dialogo, empañan cualquier posible avance con delincuencia y destrucción” explica Diego Fuentes, director general de INC Consultores.

El grupo de la población que aprueba la violencia como una manera legitima de protesta lo asocia a la única forma en la que se logró el Plebiscito y proceso constituyente, sin creer que lo habrían alcanzado de manera pacífica.

 “Es clave que todo el sector político sea capaz de escuchar, dialogar, y empatizar con las bases sociales; para que recuperemos la confianza en la legitimidad y el país pueda avanzar en el entorno más pacifico posible para enfrentar los grandes desafíos que vienen. Hay una nueva verdad social que regula la agenda, y entenderlo es prioritario ir avanzando hacia un Chile más equitativo y justo” concluye Fuentes.

Comparte tus ideas

Sin comentarios

Deja un comentario: