7 de cada 10 chilenos rechaza propuesta de Jadue de cierre de pymes

Alto rechazo ciudadano (70%) provocaron las declaraciones del candidato presidencial Daniel Jadue (PC), respecto del cierre de las pymes que no sean capaces de pagar su propuesta de sueldo mínimo (567 mil pesos); de acuerdo con un estudio digital realizado por INC Consultores que analizó 7.864 conversaciones entre el 4 y 7 de julio.
Entre quienes están en contra de esta medida, el principal argumento (41%) es la señal negativa que significaría para el comercio, considerando que el sector pyme es el que necesita más apoyo tras el alto impacto que ha tenido en pandemia y todas las familias que dependen de sus comercios para subsistir. Luego, un 25% de la población señala que sería un reflejo de una ideología de estatizar el comercio y desproteger al privado; un 22% lo asocia con pérdida de empleos y un 12% a otros temas.

“De acuerdo con el análisis de los contenidos, este alto rechazo a la idea de Jadue de cerrar a este grupo de pequeñas y medianas empresas; es el reflejo de una ciudadanía que se identifica con este sector desde un sentimiento muy positivo, principalmente por la humanización que hay tras cada pyme con miles de historias de esfuerzo y de reinvención, que producen una fuerte conexión emocional. Es así, como los emprendimientos son uno de los pocos sectores que gozan de buena salud reputacional y que; en consecuencia, los chilenos consideran que se deben proteger y potenciar, porque es una de las piezas fundamentales para construir un mejor Chile” señala Diego Fuentes, director general de INC Consultores.

El 30% que está a favor de cerrar las pymes que no puedan pagar este nuevo sueldo mínimo, de acuerdo a la propuesta de Jadue, se basa en:

• Defensa del candidato por sacarlo de contexto (64%): argumentando que su programa económico busca precisamente optimizar la inestabilidad que sufre el sector y de paso mejorar las condiciones laborales de los trabajadores.
• Mejores sueldos (29%): sería un mejor entorno salarial para muchos chilenos y que en el mediano plazo incluso beneficiaría a las mismas pymes; ya que habría subsidios estatales que mejorarían su actividad comercial.
• Otras razones (7%).

“Es altamente perjudicial para la reputación de los líderes y cualquier relato, el no contemplar buenas prácticas que promuevan el desarrollo de las pymes. Por el contrario, este sector se debe capitalizar como un activo clave con diálogos multisectoriales que puedan ir construyendo y proponiendo alternativas de cambio, en un modelo económico que cumpla las expectativas de un mejor Chile con empresas y liderazgos reputados” concluye Fuentes.

Comparte tus ideas

Sin comentarios

Deja un comentario: