79% de la ciudadanía aprueba el teletrabajo

7 de cada 10 chilenos aprueba el trabajo remoto como la nueva forma de desempeñarse laboralmente; de acuerdo con un estudio digital realizado por INC Consultores que analizó 38.000 menciones sociales entre el 1 de marzo y el 19 de mayo.


Quienes están de acuerdo con el teletrabajo basan sus conversaciones en:
• Apoyan su continuidad siempre que se fortalezca el debate parlamentario sobre una jornada laboral de máximo 40 horas, principalmente asociado al concepto de mantener una buena calidad de vida (40%).
• Es la única opción válida en contexto de pandemia, asociado con el cuidado de los menores con clases online y de prevención por Covid (38%).
• Baja de accidentes laborales en esta modalidad remota (9%).
• Es una alternativa cómoda al permitir un mejor uso del tiempo para quienes no tienen hijos, o aquellos que deben cuidar a otras personas postradas o con discapacidad, e incluso se asocia al uso de ropa confortable (1%).
• Otros (12%).

“En materia de colaboradores, hay un importante desafío para las empresas en adaptarse con rapidez y transformar estos cambios permanentes en un activo reputacional; en un contexto donde lo remoto prevalecerá a la crisis sanitaria y se quedará como parte importante de una nueva forma de trabajar. De hecho, de acuerdo con el Estudio de Reputación Corporativa 2020 -que realiza Ipsos Chile e INC Consultores –la dimensión de colaboradores es la peor evaluada por lo chilenos y el atributo que tiene la peor percepción es precisamente la conciliación entre la vida personal y laboral, por lo que hay mucho que hacer en este sentido” señala Diego Fuentes, director general de INC Consultores.


El 21% de la población que está en contra de esta forma de trabajo y prefiere la presencial, basa sus argumentos en:
• Se asocia a una precarización del trabajo, por una percepción de falta de apoyo gubernamental en la implementación del teletrabajo, tanto para las empresas como colaboradores; con temas como gastos de internet, luz y comida que estarían pagando los mismos empleados, mayor presión por productividad diaria, y envío de mensajes de texto y WhatsApp fuera de horarios laborales (58%).
• Impacto negativo en las personas y su entorno familiar por jornadas laborales extensas de hasta 12 horas (30%).
• Enfermedades como consecuencia del teletrabajo, especialmente estrés y ansiedad; producto de la conversión de espacios de la casa en lugares laborales sin tener las condiciones aptas (10%).
• Otros (2%).

“Si profundizamos en el análisis de los datos respecto de aquellos que están en contra del teletrabajo; vemos que hay una amplia sensación de abandono, en cuanto se exige mayor productividad sin velar por la calidad de vida de los empleados. Aquí es clave la comunicación de cada jefatura con sus dependientes; con entrega de certezas de qué se espera de ellos, junto con la promoción de hábitos saludables en este contexto remoto y claridad de los horarios establecidos para lo laboral. Además, la humanización de esta relación a distancia es compleja pero relevante de lograr; con un propósito social que centre el quehacer de la empresa en las personas, con sus colaboradores como prioridad. No debemos olvidar que son ellos quienes serán los principales embajadores de la reputación de la organización» concluye Fuentes.

https://www.america-retail.com/estudios/estudios-el-79-de-la-ciudadania-aprueba-el-teletrabajo/
Comparte tus ideas

Sin comentarios

Deja un comentario: