89% de rechazo ciudadano a intervención no autorizada en Huilo Huilo

Gran revuelo en el mundo digital generó la denuncia contra la Reserva Biológica Huilo Huilo por una intervención no autorizada de un estero en la Reserva Nacional Mocho Choshuenco, al desviar el curso del agua hacia sus terrenos; con 8 de cada 10 chilenos en contra de lo que clasifican como un “daño medioambiental grave”. El tema tuvo un alcance en Twitter de 4 millones de personas que vieron contenidos relacionados; generando 5.347 retuits, de acuerdo con un análisis realizado por INC Consultores a través de la plataforma SocialTrack que consideró 5.621 menciones sociales de 3.962 autores totales entre el 19 y 26 de abril.

“Estamos frente a la tormenta perfecta: una empresa que declara su propósito de ´preservar la riqueza natural´ en un entorno que es patrimonio natural del país, una denuncia ciudadana a través de Facebook y la evidencia del daño a un recurso tan valorado como el agua de un glaciar que deja de manifiesto la falta de coherencia corporativa. Esto es el escenario perfecto para que las organizaciones civiles e indígenas terminen con la reputación de una empresa en días; aprovechando la instantaneidad, horizontalidad y masividad de las redes sociales. Un punto para considerar al momento de evaluar la relevancia del poder de la digitalización en la reputación corporativa y que en este caso afectó incluso a la familia Petermann por su relación directa con la reserva.” señala Diego Fuentes, director general de INC Consultores.


El principal peak fue el 21 de abril con 2.876 retuits y 93 menciones con frases que asociaban el hecho a “robo de agua”, “gravísima intervención del rio”, y “pobladores denuncian”, entre otras. Los hashtags #robando y #medioambiente estuvieron entre los 10 más usados en este periodo.

El autor que tuvo la mayor cantidad de impresiones fue @BioBioChile, la constituyente @TorrealbaFlavia y @marcoporchile.

“Vivimos tiempos de máxima conflictividad en los cuales el poder transitó desde las elites al ciudadano – consumidor; en un clima de opinión beligerante que expone a las organizaciones y sus liderazgos a una ´casa de vidrio´ donde deben ser transparentes y construir una reputación coherente. Es decir, deben ser lo que quieren parecer; no siendo suficiente trabajar solo la imagen, se requiere gestionar la realidad para conseguir relaciones de confianza con los grupos de interés. Es la única forma que terceros validen la licencia social para operar de empresa, siendo clave el que cuente con un propósito social. Finalmente, para ser reputados hoy debemos tener la capacidad de escuchar e influir tanto en los territorios, como en el mundo digital» concluye Fuentes.

Comparte tus ideas

Sin comentarios

Deja un comentario: