Constitución: ciudadanía demanda una economía más social

Un cambio de modelo económico asociado a materias sociales; es la principal expectativa de la ciudadanía asociado a la economía dentro del debate constitucional, de acuerdo con un estudio digital realizado por INC Consultores que analizó 49.000 menciones sociales entre enero y junio.

Un 43% de la muestra de las conversaciones analizadas se refieren al modelo económico y la nueva Constitución; con un 63% de este grupo que plantea que debe cambiarse en su totalidad fundamentalmente porque sería en gran parte responsable de la desigualdad en el país y de los problemas sociales actuales; por lo que debiese transitar hacia un modelo que garantice la repartición de los recursos y asegure derechos básicos para las personas. Un 22% establece que debe mantenerse el existente y un 15% que se debe reformar con mejoras sustanciales, pero conservando algunos elementos.

El segundo gran tema que aparece en las conversaciones (22%), tiene relación con una constitución que considere un sector privado más comprometido con el medioambiente. La ciudadanía concuerda en que se exija a las empresas generar condiciones y mínimos comunes, apegados a la sustentabilidad medioambiental para la explotación de los recursos con especial foco en el cuidado del agua. En este sentido, se habla digitalmente con mayor frecuencia del impacto que tienen las faenas mineras en la extracción de recursos naturales (68%), por sobre otras como la acuicultura y la pesca (15%), o la forestal (12%), y otras (5%).

“De acuerdo con el análisis de los contenidos, vemos altas expectativas ciudadanas respecto del aporte de las empresas en el ´nuevo Chile´ que se está construyendo en el pensamiento colectivo de los chilenos. Es así como en este contexto constitucional se asocia al sector privado a conceptos como igualdad y equidad para lograr una sociedad más justa; junto con el cuidado del medioambiente y la sostenibilidad, siempre en la línea de un triple impacto que va más allá de lo financiero. Es clave que las empresas realicen una escucha activa para ganar capital relacional conectando y siendo coherente con el propósito de la organización y las expectativas de los consumidores-ciudadanos” señala Diego Fuentes, director general de INC Consultores.

Un 16% de las conversaciones analizadas se refieren a la inestabilidad económica que significará para el país el proceso constituyente y la eventual partida de capitales externos frente a la nula certidumbre que generaría en el mercado chileno.

Por otro lado, un 11% de la ciudadanía tiene dudas respecto de las capacidades de los constituyentes para plasmar una política económica efectiva; que potencie la reactivación que tanto necesita Chile. El 8% restante de las conversaciones abarca el financiamiento de grupos empresariales detrás de algunos constituyentes y lo importante de no incluir intereses privados en el debate.

“La oportunidad está para el sector privado en ayudar a generar certidumbre a través de generar diálogos multisectoriales que puedan ir construyendo y proponiendo alternativas de cambio, en un modelo que cumpla las expectativas de un mejor Chile con empresas y liderazgos reputados” concluye Fuentes.

Comparte tus ideas

Sin comentarios

Deja un comentario: